Cualquier paso hacia adelante, cualquier conquista y todo nuevo aprendizaje presupone para nosotros/as un cambio en nuestra estructura psíquica y corporal. Suele ser un proceso que va desde un funcionamiento interior así como corporal, rígido y estático a un funcionamiento flexible y dinámico acorde con el fluir de la vida.