Atrévete a abrir la caja de los truenos. Compremétete contigo mismo/a pase lo que pase. Comprométete con coraje y apuesta por ti. Aunque tengas un miedo atroz y temas la muerte. Atreverte será la victoria de tu vida. La vida es el premio para los valientes que desafiaron sus miedos. Para aquellos que con coraje superaron sus miedos más profundos e intensos, aceptaron la posibilidad de morir y siguieron adelante. Únicamente cuando uno no teme a la muerte tampoco teme vivir. La vida es para vivirla, no para temerla. En nuestras manos está temerla o amarla. (Texto y foto: davidgonzalez-psicoleg.com)